Holas holaaaasss mis intolerantes internautas acuáticos y peronistas!!
 
Cómo les baila? Sé, positivamente, que estoy demasiado vaga para escribir y en el medio se me escaparon varias noticias jugosas (el boicot al tomate, Celina Rucci ganó Bailando, etc) pero bueno, tenía que buscar un detonante más power, algo más impactante, fuerte, duro, cruel, emocionante, de esos hechos que ocurren cada tanto pero te conmueven hasta lo más hondo del cuerpo y te dejan pensando si es que pasó un pingüino de Halls, con la cara tan desencajada que cualquier "pegatinero" de ley no dudaría en dejarte un cartelito de clases de salsa en la frente, con el saco desacomodado, con la pc colgada, sin teléfono, sin reacción, waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa (en fin, no digan que no les avisé)…
 
 
 
 
 
 
 
 
ME CAÍ DE NUEVO EN LA CALLE
 
 
 
Así como lo leen, después de 2 años de changüí mi peor enemiga, la maldita justicia poética me atacó de nuevo, empujándome bajo la forma de tapa de algo (esos cosos de metal que siempre se chorean de las veredas para venderlos en el mercado negro de cosos de metal y que supuestamente abajo hay agua, cables, fuego o un enano malvado) hasta morder el polvo de la avenida Rivadavia, mientras intentaba llegar a horario a la oficina y me entretenía con la vidriera del Carrefour Home y trataba de guardar el tapado Matrix en la mochila -soy re multitasking-.
 
Amortiguada por la mochila, el Matrix y mis generosas caderas, avergonzada por la vida que una vez más me dejó culo pa’rriba, recibí la desinteresada ayuda de un hippie roñoso que pasaba por ahí (bah, en realidad no la recibí, me la ofreció pero como toda diva le dije "no gracias, estoy joya, no me caí, noo, es un deporte de riesgo que practico todas las mañanas, sí sí, posta, se llama "Hard-landing", no lo conocés? seeh chabón, lo practica la rubia esa que siempre anda en parapente! Es la última moda! No no, se requiere un entrenamiento especial, no alcanza con correr la maratón de Alfajores Jorgito, no no ni hablar, pero te acostumbrás, no me duele nada… naah tampoco tengo ganas de llorar ni de que venga Kevin Costner a levantarme y de fondo suene la música de "El Guardaespaldas", estoy re acostumbrada, sí tal cual, lo hago por la adrenalina que sentís cuando rebotás en la baldosa, no sabés cómo me cambió la vida, sí, ahora no voy a poder dormir de ese lado, pero bueno, quién te quita lo bailado verdad? Sí, es otra cosa, con un porro no sentís lo mismo, probalo probalo que ves todo desde otra óptica -desde abajo-… y te dejo flaco, un gusto monologar mentalmente con vos estas 10 cuadras pero ya estoy llegando a la oficina, cuidate eh que no se corte ehhh Bariló Bariló, nos vamo’ a Bariló!!!")
 
Cualquier desvarío es producto del dolor, gracias por venir, sigan sintonizados!!!
 
PD: Si algún día se cruzan con algún colega que practique este deporte, no se rían (salvo que sea menor de 10 años), levántenlo con el respeto que se merece y estréchenle la mano con confianza (traten de que no sea la que usó para evitar estrolarse la cara contra el asfalto, porque esa seguro que está toda raspada y le duele eh).