(N. de R.: Holas holassssssssss mis pequeños internautas desolados por el frío polar y el frío de mi cerebro!! Hoy, en un día tan importante para mí -es FERIADO!!- trataré de deleitarlos con las maravillosas aventuras de mi interminable gripe, resonsable de mi alejamiento de las canchas)
 
Dijo The New York Times: "Más mediocre que Nicholas Cage haciéndose el sessy"
Dijo The Mirror: "El bostezo más largo de la historia de las boludeces escritas en un blog"
 
Dijo Las Toninas Morning: "Coni está del orto"
 
 
Chapter 1 – Community of the Influenza
 
La historia comienza a long time ago, in a galaxy far far away, cuando un grupo de inadaptados sociales, conocidos como "bichos de mierda que dan gripe", a las órdenes de la malvada reina Kalefa-xioh toman como objeto de sus ataques a la doncella Coni-tah, aprovechando su inminente cumpleaños y el consecuente frágil estado de salud debido a la avanzada edad. Pertrechados para librar una batalla de proporciones, se apersonaron en sus carritos voladores (sí, voladores!!) y se introdujeron sigilosamente en sus pulmones, cual griegos en Troya.
Inmediatamente, la doncella reunió al Consejo de Defensa en el palacio, pero al ver que Donald Rumsfeld se había tomado vacaciones, intuyó que la cosa terminaría en derrota. La única salida era ir en busca de los Chamanes de la Facultad y ver qué onda.
 
Así, Coni-tah decidió convocar de "emer" "gencia" -las dos mejores palabras del idioma- al cuerpo de Elite (los pañuelitos) para acompañarla en su peregrinación, no sin antes atender algunos asuntos urgentes del castillo como dejarles medialunas a los hambrientos pobladores.
 
Luego de penosas esperas en Acoy-teh para viajar sentada, soportando estoicamente el frío, consiguió hablar con el Chamán de Ramos, sólo para obtener un diagnóstico sin receta. Cada vez más preocupada y debilitada, le mandó un sms al Chamán del Fernández, quien tras varias preguntas -me gasté como 10 pesos- concluyó en que la doncella debía peregrinar a la Ciudad Farma en busca de una pócima llamada "Amoxicilina". Sin detenerse a reposar, Coni-tah caminó una cuadra y comenzó su viaje a través de las diferentes drogas alucinógenas que había en la Ciudad…
 
Pero claro! Ahora que el cuerpo de Elite había ganado la primer batalla, las fuerzas del mal se reagrupaban y pronto tomaron la cabeza de la doncella -y seh, nunca encontraron resistencia-. "Oh" se lamentaba "mi cabeza está llena de ratas! y el tiempo no para, no paraaaa"…
Mientras los cortesanos querían fiesta, fiesta, pluma pluma gay por el Honorable Cumpleaños Real, Coni-tah declaró el Estado de Sitio hasta que lograran expulsar a los invasores de su cabeza (igual salieron todos a festejar sin mí, lacrasss jejej), privándolos no sólo de su Majestuosa Compañía, sino también de su agraciada Voz, logrando que hasta el Intolerante Profesor de Canto se apiadara de ella.
 
Pero una tarde, su horrible bicicleta blanca con acoplado empezó a sembrar una laaarga cola fosforescente, era increíble! digo, una tarde se encontró de casualidad con el Oráculo Fernández (no "del")…
 
Coni-tah: Oh, Oráculo, se me parrrrte la cabeza hace 2 semanas, qué debo hacer?
Oráculo: Naaa, la amoxicilina sola no te hace nada, hasta que no te saques los mocos fuiste.
 
Otro golpe para la doncella, qué debía hacer? Ingresar otra droga más a su cuerpecito? Rendirse y convertirse en un monstruo cabeza de Moco? por qué Sibarita es tan rica?
 
Lo sabremos en el próximo capítulo!!
 
(El primer fasciculo mas el cd a 7,90!! (Brutzo dixit))
 
PD: y bue, había escrito mucho, qué esperaban? un remate genial?