(título dedicado a mi némesis Daniel P., si por azar lee esto, sé que se va a reír…)
 
Holas holas mis fieles lectores que vacacionan y deben volver a madrugar el lunes!! (yegua, qué bueno que pudiste ir a la playa, posta te digo eh je) Felices Pascuas atrasadas a aquellos católicos, Pesaj o como se llame a los judíos y… bue, lo que sea a los adoradores de Alá, Buda y Hare Krishna (Krishna, Krishna), y vayamos rápido al punto porque ya estoy fusilada.
 
Como les contaba, hoy fué mi primer día de "back to work" y por ahora todo tranquilo, conociendo la empresa y completando formularios. Por política de confidencialidad no les puedo contar mucho, pero seguramente, lo más gracioso y jugoso de todo fue lo siguiente. Entre todos los temas (obra social, ART, blah) tenemos que elegir un banco para que nos depositen, por lo tanto vinieron unos representantes de 3 bancos diferentes (de primera línea, dirían los periodistas económicos) a ofrecer distintas "promos" para quedarse con jugosas comisiones… veamos:
 
1er. banco: -thank god es el que tengo yo, asíque no tengo que hacer más trámites :D- todo cero costo, cajeros ilimitados, etc. Tira la bomba: "el 80/100 de los empleados nos elige a nosotros", winner y se va tranquilo con su conciencia.
 
2do. banco: ya sabiendo que la va de loser, encima con menos beneficios que el anterior, saca su carta diferencial: millaje de Aerolíneas (gastando más o menos diez mil mangos por mes, sí, dale que ya llego a DOn Torcuato, eh eh), en fin, al menos fue leal.
 
3er. banco: entran 3 "representantes": la nada misma vestida de traje, una señorita bastaaaante excedida de peso y en minifalda -para los que reclamaban!- y el señor serio, tipo cincuentón, al cual durante la exposición le empieza a sonar el celular con el ringtone "a ella le gusta la gasolina, dame más gasolina"!!! NO-PO-DÉS. La rellenita con cara de "tengo el ancho de espadas" pregunta si ya vinieron los de los otros bancos, ante la respuesta afirmativa sonríe y dice "nosotros con la acreditación del segundo sueldo, les REGALAMOS un DVD!!!"
 
Quédense tranquilos lectores, la gente de los bancos también es capaz de rebajarse de esa manera por un puñado de pesitos…
 
N. de R.: y qué? no les pareció gracioso? Hubieran agarrado el DVD sin notar que ni siquiera podés usar la tarjeta en un cajero Link? Basta de cazabobos!!
 
Ah! lo mejor de todo: sanguchitos gratis!!!