Update:
 
Bueno, la maldita justicia poética atacó de nuevo!! Después de esperar ansiosamente a la motito del delivery con la napolitana, resulta que los tarados mandaron una PIZZA napolitana!!! Y claaaro, el que atiende el teléfono tiene un dedo y medio de frente, (o 2 centímetros y media pulgada, como diría Pheibiol) y si le piden una comida por el adjetivo, aún sabiendo que tiene varios sustantivos que pueden matchear (milanesa, pizza, salsa, mujer, revista, etc) él no pregunta, se limita a despachar pizza nomás… y ahora qué hacemos? eh, cómo podés arruinar una cena de esa manera? No tenés perdón de Alá!!
 
En fin, al menos mandaron fainá, Glup!
 
Cortita y al pie:
 
Todavía no adopté a mi hijo, pero ya se está haciendo famoso en los inefables titulares de Minuto Uan!!
 
Ese es mi pollo!! Hasta la victoria siempre!! Esnif esnif (lágrimas de madre emocionada…)
 
PD: mejor me voy a entrarle a la napolitana…
 
Nota para Silvain: Perra, si te fijás bien, cuando hay letritas de otro color… es un link!!! Te quierooooo!!