Holaaaaaaaaaaaasssaaamigoooosss!! cómo los trata este fin de mayo? Espero que no como a mí, que sigo resfriada, congestionada, tosconvulsada y todas esas adorables alteraciones del otoño. Pero vale! que en 3 días, sí, 3, es mi happy birthday -les cuento onda que vayan pensando el regalo…- y están sucediendo cosas extrañas:
 
1. estoy publicando más seguido
2. están dejando comentarios
3. estoy de buen humor!
 
Aunque no todo es color de rosa, también estoy indignada y les pido a ver si me juntan algunas firmitas para el Premio Nobel de la Paz, el Premio Mujer del Año o aunque sea un Martín Fierro a Revelación. Pero fundamentalmente, más allá de los reconocimientos que merezco -la humildad siempre fue uno de mis mayores atributos- quiero mi sueldo de Guardia Urbana. Analicemos las diferencias entre el servicio de una Guardia Urbana y yo (y la cortamos conmigo que esto se está convirtiendo en algo demasiado autorreferencial).
 
Florida y Diagonal Norte, lluvia
 
Coni (empapada, no uso paraguas): Disculpame, podrías decirme para qué lado queda Perón? (sí, me perdí, la-men-ta-ble)
Guardia Urbana Real (GUR): Ah ni idea, esperá que busco… -saca de su bolsillo la guía T!!!- es que es mi primer día… je je
Coni: (de qué te reís tarada?) Ah ja ja
GUR: Acá dónde estamos?
Coni: A ver, prestame la guía
GUR: Ah sí sí, acá estamos… dos cuadras para allá
Coni: Muchas Gracias (con voz de Francella "boludaaaa")
 
Callao al 100, 18 horas
 
Coni esperando al amigo mexicano que nunca llegó… consultas recibidas y aclaradas:
 
* la parada del 60
* un Correo Argentino por acá?
* un italiano que quería llegar al Abasto y le regalé mi planito del subte.
 
Malabia y Corrientes, 18.30 horas
 
Coni esperando al padre que llegó tarde…
 
* Murillo para dónde queda?
* Ayudé a un señor ciego a cruzar Malabia y lo llevé hasta la parada del 168
* Scalabrini Ortiz es para allá?
* Me decís la hora por favor?
 
Y todo eso en 20 minutos y sin guía T!! Si a eso le sumamos que le devolví plata a una cajera y que le salvé la vida a una vieja en el Aula Magna de Medicina -aunque se me haya colgado del sweater nuevo y en el primer instante traté de soltarme y que siguiera su trayectoria gravitatoria hasta 3 escalones más allá y con probable fractura de cadera-, creo que ya soy una ganadora moral de los premios mencionados (el invento del Campeón Moral por parte de los perdedores es patético, pero en este caso sirve a mi lucha).
 
Firmen, firmen, que después les mando unas vianditas que sobraron de la Plaza del SI y algunas cajas de alfajores