Escenas del capítulo anterior: los turistas vuelven cansados y felices de las Cataratas y se dedican a reposar en Puerto Iguazù sin presentir lo que sucederá…
 
Sábado 26/11 – 7pm
 
Coni consigue por fin un tiempo libre de ocupaciones para dedicarse a su vicio personal, la red de redes! para poder empezar a escribir el diario de viaje y aquellos que quieran enterarse de sus peripecias… Bueno, ya habràn leìdo lo que escribí ese día, sin más agregar que salimos corriendo para llegar.
 
Era la primera de las varias veces que cruzaríamos la frontera, resulta que mi viejo averiguó por una cena show en uno de los restaurantes màs grandes de Foz, Rafain, pero en Brasil es una hora más que en Argentina porque tienen el horario de verano, ý además, a las 23hs termina todo y se vuelve casi desierto. Llegamos y ya había empezado, la onda era que había un número musical con bailes típicos de algunos países de Latinoamérica, los más vistosos digamos. Así pasaron el famoso baile de la botella paraguayo, algo de samba brasilera, los mariachisss, folclore del norte argentino, hasta pasó un loco vestido de cóndor! Infaltable una pareja de tango, demasiado acrobática para mi gusto, que hicieron unas versiones posmodernas y tecnológicas de "Tanguera" -aguante Resonancia!- y "Libertango". Ah! la comida joya pero el plato fuerte todavía no llegaba…
 
Desde ya, el locutor que presentaba a cada grupo de baile hablaba en portugués, idioma que ni me simpatiza ni entiendo, pero de pronto se empezó a excitar y termina gritando "Evitaaaaa!!!" Lo what? Y aparece una mujer, vestida con colores muuuy chillones, peinada con el clásico rodete a cantar "No llores por mí Argentina"!! Impresionante, bizarro al mango, y como para completar la escena, se despliega una foto gigante de Evita! La mismísima mujer, que poco tiene que ver con la cultura musical argentina y/o de Latinoamérica y/o del mundo, homenajeada en un lugar para 500 personas donde los únicos argentinos entre más de 24 nacionalidades éramos mis viejos y yo… Too much!! (ya verán las fotos cuando arribe a mi hogar, la perseguí a Evita para sacarme una foto y que la vean más de cerca, era paraguaya y su "nombre artístico" no era otro que… "Pelusa" top? reeee top!)
 
Terminado el show dimos una vueltita por la ciudad a bordo de un amable taximan, porque nos habían dicho que era bastante peligroso caminar de noche y nos enteramos que la escuela más antigua de Foz, que data creo de 1914 se llama "Bartolomeu Mitre"!!! Grandes como siempre nosotros jeje. Volvimos a cruzar, cosa que no conté, el puente que une Misiones con Brasil, en cuyo medio está el límite entre los dos países, representado por la genial idea de pintar las banquinas con los colores de ambas banderas. Del lado argentino nos pidieron el dni, del lado brasilero, niente da fare, ni vimos ser humano alguno en la frontera.
 
A la vuelta, por el temita de la aftosa, instalaron barreras sanitarias, suena sofisticado no? pero todo lo contrario, podríamos denominarlo: Aplastemos a Bob Esponja, -en su versión under 18-. Te hacen bajar del auto, tenés que pisar una esponjita cuadrada con yodo y te cobran por todo $4, unos copados los del SENASA! (Ah! a los paraguayos no les gustó nada este control y por eso piquetean cada tanto el otro puente que está en Posadas)
 
Y eso fue todo lo del sábado…
 
Próximamente: Ciudad del Este y en busca del micro perdido en Foz