Hoaaaa hoaaaaa (saludo teletubbie) como andan mis radioescuchas abandonados en esta tremenda laguna mental? extrañándome supongo que no, pero en fin, todo no se puede en la vida y más cuando la neurona no conecta…
 
El lunes se nos venció el gas. Así como lo oyen, o leen, ayer extel agarró la boletita con el segundo vencimiento 30 de agosto. Qué implica esto? No nos van a cortar los 2 cm3 que gastamos por mes para calentar un par de mates cocidos -que obviamente yo no tomo porque es un asco pero ella sí-, sino que por pasarse 1 día del vencimiento uno se hace acreedor -qué loco no? debería hacerse deudor, y encima moroso, pero no, acreedor- a un viaje al bajo porteño!! sí, la zona preferida de los piqueteros, donde se reconocen fácilmente (una palabra sobreesdrújula) los bancos por tener todavía las persianas metálicas de la época del Corralito, donde hay turistas y mujeres atérmicas bailando tango en vestido con 12 grados al sol… sí señores, hablo de Mitre y Esmeralda, por ahí, se ubican?
 
Generalmente la encargada de estas cuestiones tramiticias es Extel, y estaba a punto de ir cuando una voz interior me dijo "Coni, salí, cagate -se puede decir cagate?- de frío, viví la vida!!", tomé la boleta y el dinero (dieciseis pesos con 85/100) y salí a la aventura. Antes de continuar quiero contarles que aunque nací en Morón y viví toda mi vida en la adorada Ramos Mejía, amo a la ciudad de Buenos Aires, soy capaz de encontrarle magia en cada baldosa, en cada embotellamiento, en cada yuppie preocupado porque Gaudio no avanza en Flushing Meadows, en cada protesta piquetera, manifestación de 5 jubilados o desfile de muñecos gigantes del Dr. Simi. Por lo tanto, el hecho de salir de la ofis cada tanto representa una liberación personal además de la oportunidad de caminar y demorarme bastante en volver, je.
 
Hacía un frío de aquellos, un viento de aquellos y un solcito medio choto aunque eran las 11am. Como siempre, enfilo para Corrientes -amo la calle Corrientes- completamente desconectada del mundo, pensando vaya uno a saber en qué, sin presentir que iba a ser testigo de una de las últimas maravillas tecnológicas del urbanismo. Llego al Obelisco, parada bien de frente al sol y noto algo extraño en el semáforo. Si bien el tipito era verde, ahora estaba formado por varias lucecitas separadas! Empecé a cruzar Corrientes y CHAN! Ocurre el milagro, el tipito desaparece y en su lugar sale UNA CUENTA REGRESIVA!!!! 5…4… ya casi llego a la otra vereda 3…2…1…rojo! Increíble, apocalíptico! Me sentía Ginóbili en el último cuarto contra Italia (era italia?) en Atenas 2004 viendo en el tablero cuántos segundos me quedaban para lanzar el triple sin pisar la 4ta raya de la senda peatonal!!! Quedé flasheada, nadie me avisó de este nuevo invento, asíque crucé 9 de julio bien despacito para ver los numeritos una y otra vez, sonriendo como idiota cuando tocaba cordón "jeje, pisé antes del 3!". Decí que uno de la Guardia Urbana me cagó a pedos por jugar con el semáforo, que sino me quedaba eternamente cruzando alrededor del Obelisco…
 
En fin, como verán, baratito baratito el post, después llegué a la ofis y Extel dijo que el mundo se va a morir y ella va a estar ahí para verlo, asíque me quedé tranquila de que por lo menos pude jugar un rato antes de desaparecer…
 
Anuncios