Amigos, esto anda como el culo, tenía un post de aquellos con foto y todo, pero no anda, no publica, lo lamento y ya es tarde…

Buenos Aires, 16 de junio de 2005, 23.39hs…Llueve, llueven soretes de punta sobre esta bendita ciudad, las empanadas de carne se deslizan por mi esófago en forma rítmica y con rítmicos movimientos (sí, repito porque soy grosa y me la banco) y de fondo suena Rod Stewart con un melodía melosa y pegajosa, como cuando comemos un pirulín en la playa…

Licencia Poética: alguien se dió cuenta de lo asqueroso que es comerse un pirulín en la playa?!?!?! Y más allá de que la palabra sea muuuy graciosa y en cualquier momento de tanto repetirla escriba pilurinero, no puedo determinar a quién se le ocurrió la genial idea de vender los pirulines en la costa, donde tenés 20 grados a pleno sol, ráfagas de 45 km/h que hacen que como en una escena de Twister veas pasar un lobo marino volando y aplaudiendo -o acaso no es lo único que hacen?- y más atrás la sombrillita esa amarilla y azul del gordo bostero que justo alquila al lado de tu duplex y te llena de humo la pieza todos los mediodías haciendo asado; y la tormenta de arena reduce la visibilidad a dos toallones nada más…

Decía, a quién se le ocurre vender los pequeños caramelos de forma cónica (je, coni-k) de color rojo fuerte que pasa a amarillo para terminar en un verde esperanza -cual González Rouco, famoso relator (?) de carreras de TC y su odiada frase "semáforo en rojo que pasa a verde" y más bien, sino cómo largan??- que hacen las delicias de niños y grandes? Sí señores, al señor pirulinero! Vestido completamente de inmaculado blanco, lleva un poste de madera de 1 metro aproximadamente con un policaetedro (un coso) blanco en su extremo superior, lleno de agujeritos en los cuales se insertan cual púas a la inversa los famosos pirulines… Y uno, dentro de la carpita con los 20 amigos, muerto de frío pero sin ánimos de mover el culo y volver al depto, cae en la tentación y por la módica suma de un pesito tenemos en las manos un pirulin, hecho del más puro caramelo y envuelto en el menos puro intento de celofán sin ser conscientes de las calamidades que ocurrirán.

Porque es aquí donde comienzan las dificultades (a menos que un contestador automático ya nos los haya predicho):

1. desenvolver el pirulín: consideremos que estamos con 20 personas dentro de la carpita, todos tratando de comerse un pirulín, digamos que los ángulos de movimiento no son tan amplios…

2. llevarse el pirulín a la boca: acá empieza el lío, una vez desenvuelto se convierte en una fuerza magnética a la cual los objetos no pueden resistirse, hasta que llega a nuestra boca seguramente tendrá mínimo 5 pelos, y encima de personas desconocidas (porque siempre hay alguno que ni conocés dentro de la carpita)

3. la primera lambeteada: una vez que nos acostumbramos a saborear los pelos de la gente pegados indeleblemente al pirulín, podemos encontrarnos también un poco de yerba del mate que nadíe cebó porque no se dieron cuenta que se había acabado el agua, azúcar bien grande de las bolas de fraile que otro muerto de hambre había comprado para acompañar el mate que nadie cebó porque, uf, ya les conté, un poco de celofán de un atado de cigarrillos, un pedazo de fiambrín que sobró del almuerzo, una lente de contacto…che!! encontré la lente de Sole!!, un recorte de la revista de crucigramas, algún moco…

4. lo peor está a punto de suceder: a pesar de todo estaba rico che, el fiambrín pegaba con las bolas de fraile, pero de repente, Sole -perdón, pero sos el personaje más conocido y queda re gracioso- abre la carpa para buscar la lente que le faltaba y chan!

5. lo que faltaba: la ráfaga de viento de 56,83km/h ingresa a la carpa junto con 47kg de arena que van a pegarse a cada pirulín, dándoles un acabado milanesoide y una dureza digna de cualquier diamante… en fin, menos mal que ya quedaba poquito…

Igual, lo más asqueroso de todo es cómo quedan nuestras manos después de comer un pirulín… puaaaajj, más pegajosas que… que… que una canción de Rod Stewart!

Perdón, fue lo mejor que pude y es la segunda versión… Gracias por los votos y sepan que los quierooo!

PD: para visitar en la red…

la despedida de González Rouco: http://acelerando.mercedesya.com.ar/noticias/ver.asp?ID=kzmt0lah0mnej27n2j0oj25yb6p250qn

cómo hacer pirulines: http://www.miaextra.uol.com.ar/edicion_0131/nota_03.htm

historia delirante del pirulín: http://mariopaulela.blogspot.com/2005/04/la-historia-del-pirulin-aunque-algunos.html

Anuncios