Antes que nada, por favor no se pierdan las fotos de la abuela de Sole, son EX CE LEN TES!!!

Ahora sí, en este mundo nadie se queda contento con nada, malditos exigentes, que si aclaro, que no aclare que oscurece, que Extel vuelve con el novio, que ya me olvidé cómo era la ensalada de ayer, menos mal que reapareció la Pola y me alegró la mañana… en fin, voy a tratar de ser menos incoherente a ver si me siguen, manga de holgazanes neuronales…

NOTA: leer escuchando "café la humedad" cantada por el grande de Cacho Castaña (especialmente la parte que dice Soledad, vieron?? mi compa está en todos lados) y encima se juntan en la esquina de su casa, mirá vos…

Escenario: Montevía…nuestro querido cafetín de buenos aires, con su color verde predominando la escena, las mesas que tambalean hasta que son acomodadas por un manojo de servilletas salvadoras, las mismas caras cada almuerzo, la caja registradora del año 20, el toldo verde en la tradicional esquina de Viamonte y Montevideo que lo ha bautizado…

Acto 1: (desde el interior se ve cruzar Montevideo corriendo a dos bellezas autóctonas -es MI historia, puedo mentir- riendo de algún chiste idiota, como si nada más importara en la vida más que una ensalada) Se abre la puerta e ingresan Sole y Coni, suben las angostas escaleras buscando ansiosas la mesa de siempre, la que da contra la ventana que se ve el Coto, sobre Viamonte, se sientan -ponele que justo estaba vacía- y esperan al mozo. Corte

Acto 2: Aparece en escena él, nuestro buen mozo (nunca se le cae nada, cuac), cincuentón que parece haber vivido toda su vida en aquel café, con su chalequito verde estampado, porque acá es todo verde, y su moñito característico -presten atención, porque después toma protagonismo-, peina las canas con sus manos, dejando ver un tatuaje en forma de corazón en su dedo anular, parece hecho en la cárcel, pero seguro que no, es nuestro BuenMozo che… Pregunta con su tono de "yo sé qué es lo que quieren, conozco sus estómagos rumiantes más que nadie"… -Lo de siempre?- -Sí, lo de siempre, gracias- y parte raudo hacia la cocina a hacer el pedido. Corte

Aclaración: acá tenemos un pequeño problema, el BuenMozo es AUTISTA, o sea, no lo vayas a descolocar con un "traeme un lomo al oporto" o "para mí una sprite" porque su cara de desconcierto supera la de Sole cuando le preguntás por las 6 sigmas, como si el mundo hubiera colapsado en su mente y ya pierde la noción de tiempo y espacio… no, no seremos malvadas a menos que una gripe intestinal nos haga pedir el clásico pollo con arrocito que delata los problemas del momento.

Acto 3: Sube nuestro BuenMozo con su bandeja cargada, nos sirve el agua, nos pasa la sal y a veces, si está disponible, nos trae el diario para deleitarnos con la contratapa de el deportivo de diario Popular. Chequea desde lejos cuando damos el último mordisco a un cacho de pollo con zanahoria para mandar al toque el pedido de café y llegar justito a retirar los trastos. Generalmente a esta altura Sole intenta limpiar el desastre que es su lado de la mesa -ella le pone sal a todo, a toodo, a la mesa, al cenicero, a los cubiertos, y a veces, hasta se zarpa y le pone a la ensalada!- y Coni trata de colaborar con el BuenMozo juntando los cubiertos que siempre infaliblemente caen de la bandeja haciendo un estruendo estruendoso -no se me ocurría otro adjetivo, perdón-. Corte. detrás del cortinado, vuelve a entrar en escena el BuenMozo trayendo unas masitas con chocolate, 2 para cada una, es tan dulce!!! un día hasta le leyó la mente a Sole, trajo 3 y la yegua dijo -quiere que nos peleemos- y al toque trajo otro más "para que no se peleen"… todavía no sabemos si nos escuchó… churururu (X files)

Acto 4: Llega su momento preciado del día, de fondo se ve a dos muchachas mirando el reloj del Nextel calculando si ya pasó la hora del almuerzo, el BuenMozo se sienta por primera vez, con SU bandeja personal, su sanguchito privado, el diario que a veces nos encaja para que nadie se lo saque, y ahí, en su profunda intimidad del cafetín, cuando sólo quedamos nosotras, realiza el acto de liberación más representativo desde la revolución de mayo, se saca su moñito!!!! Sí, su cuello respira aliviado por un rato de la opresión de esa cinta verde y ridícula, se sienta de coté y lee los chistes tranquilamente hasta quién sabe cuando, porque pagamos y nos vamos raudas a rescatar la pc de los rudos dedos del señor Pascolio (con doble ele o no?)

Y sí, por recordarnos cada día la maravilla de la libertad, de las masitas con chocolate y las desventajas de cambiar el menú para no atentar contra tu salud mental, BuenMozo (nunca supimos tu nombre), sos un grande, sos nuestro Gran Amigo de la semana!!! 

  

Anuncios