El tema que nos compete el día de la fecha, ah, perdón, no saludé (que feo de mi parte)…

Holas cibernautas incautos que arrivan a este rinconcito diariamente (o cuando pueden, o se acuerdan, o los molesto para que entren)!! ahora sí, les decía, el tema que nos compete hoy es, como la mayoría de las veces, el chanta argentino, la viveza criolla, el "piola" porteño elevado a su máxima expresión en la figura del policía. Aquel ser mezcla de ángel y demonio, capaz de ayudar a cruzar a una viejecita indefensa la calle como de enfrentarse en cueros a la barra brava de almirante brown, cuya tarea principal por estos tiempos es la de custodiar la capital federal. Es decir, nos paramos sobre la general paz (cual Homero "Australia, Estados, Australia, Estados" -gracias Extel por la corrección- saltando alternadamente sobre sus piernecitas) y paramos al que tenga cara de chorro, de remisero trucho, de niño que le robó el auto al padre (hurtó, dirán los legos en la materia, pero no olviden que los niños son cada vez más violentos), de empleada que salió apurada y se olvidó la cédula verde – como la mamá de Daniel, pero esa es otra historia -, o de argentino laburante cuyos magros ingresos no alcanzan para cubrir toda la sarta de requisitos que solicitan. Y aquí es donde está el truco, si pidieran solamente el registro, mal que mal un 80 % lo tendría y ya no podrían ganar para la cervecita en la pizzería del tano. Entonces, hagamoslo cada vez más dificil! Eso sí, no me quiero detener sobre este punto y hacer de este texto una opinión en contra de la legalidad, sino simplemente exponer las diversas trapisondas de los desesperados agentes (al fin y al cabo -je- también son argentinos) por conseguir $10.- por cabeza. A saber (y quiero aclarar que como me han sustraído mi auto, estas historias verídicas le han ocurrido a mi querido hermano mayor de 20 años):

El generoso: -volviendo de San Isidro a Ramos Mejía, sobre Panamericana (eh, ni idea la calle)-. "Y no pibe, así no podés andar, tenés que hacer la transferencia viste…ehm…a ver…se…cuánto tenés? porque mirá que la multa te sale como $200.-" "tengo $14" "y con $14 te venís hasta San Isidro?? quedate $2 por si pinchás flaco" Eso es servir a la comunidad!!   

La rata inmunda: -me parece que era por San Martín- ahorro el tema de la transferencia para ir directo al grano… "´cuánto tenés pibe?" "seis pesos" "hecho" Eso es arrastrarse vilmente, más barato que un pete en la rotonda de Florencio Varela (y sé cuanto vale porque mi amiga trabajaba ahí, sí vos que pensaste mal)

La oficial con buena voluntad: -en San Fernando- esta no pudo cobrar un peso, pero vale la pena contarla para entender cómo mi hermano se llevó derecho tantas veces… después de 30 minutos de explicarle cómo hacer el cambio de titularidad, ya los dejaba ir (a mi hermano y su banda de amigos delincuentes incluyendo al jefe de la barra brava de Velez)… "la transferencia se hace ante escribano público… o privado?" Sin comentarios

El ingenuo creyente: -bajo General Paz, en Liniers- éste no sólo no cobró, sino que se comió el verso más tonto de la historia (protagonistas: mi viejo, el mismo que destruyó a Hojitus un par de posts atrás, aunque en realidad volvió a aparecer al día siguiente; y quien les habla, en una actuación digna de un premio Pulitzer) "señor, no puede hablar por celular mientras conduce" "mirá salimos a los piques -mi viejo dice "a los piques"- porque nos avisaron que robaron en la oficina!" (en el interior, Coni con cara de compunción hablando por el celular y gritando: la computadora, la computadora!!) "dónde queda la oficina?" "ahí, en Callao y Rodriguez Peña…" -son paralelas papi- Dios santo, me sigue pareciendo increíble…

El oficial con todo el tiempo del mundo: -colegio Don Bosco, avenida de Mayo y Humboldt- esta vez eran los de la VTV, paran a mi hermano y al amigo que iba adelante, empiezan a chamuyar, al amigo lo sueltan, mi hermano sigue la conversación… "flaco mirá, tengo sólo las monedas del vuelto que vengo de sacar fotocopias en la facu" "che, Matías… -confianza- Conesa…es cerca de acá no?" "…sí, 10 cuadras" "porque viste, ya se viene el almuerzo y bue, acordate de los pibes… yo te espero acá…" NOOOOOOOOOOOO y sale mi hermano hacia mi casa a buscar el dinero para el policía confianzudo, se comunica con el amigo y a él también lo habían mandado a la casa!!! y no sólo eso, sino que mi hermano volvió con el amigo (es decir, sin el auto, por si se perdieron), caminando por la calle… "Matías!! tanto tiempo che, la facu? la flía? mandales saludos!" "todo bien che" y estrechando la mano del agente hace entrega del diezmo Eso es pachorra y sinceramente un capo…

Y hay más, pero deberán esperar hasta mañana porque ahora tengo que practicar para el concierto de mañana… 18.30 José Hernández, La Rural

Anuncios